Alérgico a la Luna


Despierta en la noche
a confesar su alma,
abrazos anudan gritos
que encienden la oscuridad,
cuelga de un cuerpo que no entiende.

Sus ojos, marioneta de sus manos,
cuentan secretos indescifrables
para los ilesos de esta tierra.

Empujones de existencia
balancean al desequilibrio
dejando huellas de no existencia.

Traspasa la mirada lo sólido del amor,
imagen invisible de no quedarse.

Sangran sus estornudos,
es alérgico a la luna.

Perdido en un cuento nocturno,
no encuentra los códigos de la luz,
salpica y repica el insomnio
del que el mundo es un secreto.

Mancha el dolor al amor que siempre ama,
trastorno, trastorno,
trastorno el de estas palabras.

Sangran sus estornudos,
es alérgico a la luna.

Dothan, AL, USA. Derechos Reservados © 2019