59 Bajo Cero


Azulejos en jaulas de hielo picotean semillas fosilizadas, nieva sobre el guano en la palma donde florece la yagua; prendido en el recuerdo, el guizazo verde, ensalma. Marcos cuarteados aprisionan insectos, gesto del silencio que fue un canto; velocidad colibrí detenida, succionan al ritmo de las abejas; mariposas monarcas almas petrificadas, vuelo a colorsepia; profundo viejoblanco.

Por un absurdo murió el río; la lógica valentía en un sinsonte valía volando en medio del frío. Zorros echados sobre el sur, alfombra frígidafuego; mosquitos succionan agua yerta cantando la sangre tibia; exposición en cristales roídos, museo biológico de otra vida.

_¡Desde la burbuja de aire es la neblina tan parecida al hielo!… ¡no sé dónde está el cielo!_ Oxígeno quema las mucosas como la frontera a soldesierto, pupilas ciegas lejos del mar abierto; telescópica lupa de aire, poética ilusión epiléptica.

Olas fecundadas en las alturas quiebran la escarchaespuma; en el olvido, las playas líquidas, pasarelas por las arenas de bikinis afortunados. Sólido el llanto de estas personas que se cuartean en el ardordolor-risa, preguntan los más jóvenes el significado asombroso de bañistas.

Viste un cuerpo de novia bajo ese sombreronieve, anillo de cristal incrustado, piedras de agua bajo el velo, radiante aliento, falso beso de alto albedo; floresgranizo polen dormido; billetes de vuelto frisado, un puñado de bolsillo guarda al abrigo la mano. Dudosas gotas de rocío por la luz convertidas en diamantes, derriten en lágrimas sueños de voladores caminantes.

Desde la gran frisada, las nuevas palabras tienen dueño, los primeros en “Cellisca”, que a bien osaron nombrarlas, un sello seco en bordes de nieve, certificó sus parcelas en letras. Auguran, será la vida, de los primeros “cronopios” ricos.

Imita la niebla a la nieve, Inspira lo que se mueve sobre tanta quietud, atrapada la ingenuidad en gélidas placentas; relojroca filtra el tiempo; acritud de estalactitas gestan el derretir calor del grito… ¡deflación!, ¡contracción!, marea viva, pleamar de invierno, y el frente frío hace olvidar, que la ciudad está tejida por discursivos hilos de seda, larvas sobre el volcán del viento.

¡Sobre el hielo en "Cellisca", continua la guerra tan fría!… ¡inhalan escarcha fresca, remedio casero para la neumonía! Surfean fronteras sobre las olas más grandes que no existen; las fuerzas cavan con el brillo de un tesoro, buscando promesas en deslaves tapadas por cortinas de nieve; es el solazul, única amarilla- esperanza esperando un copo de verde.

Llegar al final de la mente infinita-mente peligrosa, sinoxígeno prosigue por despavoridas profundas mareas, un oscuro que no se entiende,
dolorgris-cementerio, lunasinsol temerosa-menteprohibida.

Dothan, AL, USA. Derechos Reservados © 2019